Ilundáin, Centro de Recuperación
de Fauna Salvaje

Fotografía Buho - Faureco

Encuentro un animal salvaje herido. ¿Qué hago?

¿Qué hacer si encuentro un animal salvaje con problemas?


  • En caso de tratarse de una cría de ave, se debe intentar buscar su nido. Es probable que no esté muy alejado. En caso de no dar con él, recomendamos dejarlo en un alto, pero seguro, donde sus padres podrán localizarlo fácilmente. Como última opción, recomendamos llamar al teléfono 112. En poco tiempo se pondrán en contacto los guardas forestales para coordinar la recepción del animal.

  • Si el animal encontrado en el campo se trata de un corcino, lo más probable es que esté “encamado”, es decir, tumbado e intentando camuflarse. Se mantendrá a la espera para que su madre, que estará cerca, lo encuentre, proteja y amamante. Nunca lo toques, ya que en caso contrario se impregnará de olor humano y su madre lo rechazará. Recomendamos alejarse lo antes posible. En caso de que alguna persona lo haya tocado o cogido en brazos, es necesario llamar al teléfono 112 para que nos hagamos cargo de él.

  • Si se encuentra un animal herido, recomendamos cubrirlo con una toalla o prenda de vestir y situarlo en un sitio tranquilo. Hay que tener precaución con las garras de las aves rapaces, los picos de los buitres, las cigüeñas y las garzas y los mordiscos de los carnívoros (zorro, garduña, tejón, etc.) así como con los cuernos de los cérvidos (corzo, ciervo). Si es posible y siempre adoptando todas las medidas de seguridad necesarias, recomendamos introducir al animal en una caja de cartón con agujeros y a continuación llamar al teléfono 112 para que el guarda forestal coordine la recepción del animal y que se entregue al centro donde se pueda tratar adecuadamente.

  • Recomendamos encarecidamente se tengan en cuenta las siguientes pautas a la hora de ayudar a un animal herido: durante el verano, nunca se debe dejar a un animal al sol y tampoco se le debe ofrecer comida ni bebida. No hay que darle ningún tipo de medicina y tampoco hay que intentar hacerle vendajes salvo que ya esté acostumbrado a realizarlos. El no seguir estas pautas, a pesar de la buena fe, pueden ser perjudiciales para los animales heridos.

  • Si no se puede ayudar a un animal salvaje herido, recomendamos llamar al 112 dando información, lo más detallada posible, sobre el tipo de animal y su localización. Lo ideal es que se pueda esperar en la zona hasta el guarderío forestal coordine la ayuda más adecuada.
  • Existen 8 puntos preparados para la recogida de los animales con problemas. Cualquier persona puede llevar el animal a estos puntos, previo contacto con el 112 o el personal del centro, para coordinar la entrega.